SUEÑO TU AMOR

Bajo las frondas que acaricia mayo

Y la lejana placidez del cielo,

Sueño tu amor en lánguido desmayo,

Cabe la luz piadosa y el anhelo.

 

En noche gris y agónica me hallo,

Cuando me apresa el desolado duelo

Que invade y mata el luminoso rayo

Que luz fue ayer y el único consuelo.

 

De la serena pavidez del alma,

Esta premura de agonía insiste

En acogerse a su imposible calma.

 

¡Gracias a Dios, amor, que no me asombre

Ni este pesar ignoto, ni esta triste

Inclinación a recordar tu nombre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *