6. EL CONSEJERO PRESIDENCIAL

Otrora
vuela a Caracas,
modula las palabras de los Rómulos,
de Ramón Jota, de Caldera,
lectura y adivinación,
los mensajes presidenciales
que emiten las capitales andinas.

Día tras día
se hace citar en los documentos palatinos,
influencia de los dioses,
apremia a los generales
y a los civilistas de la Paz,
a Fujimore en Lima,

Belaunde siempre
a Galo Plaza en Quito;
a los Ospina, a los Lleras,
a los Caro decimonónicos
a los integracionistas del hemisferio.

Así,
las oleadas anárquicas
la parálisis institucional
son sofocadas,
no pueden prosperar.

El,
está allí y allá
en la Organización de los Estados Americanos,
en la Corte Suprema,
en la Presidencia
en el Parlamento
a la sordina
inspirando
a los voceros del pueblo,
y a los demócratas veraces y limpios

Su oración ante el Congreso
de Angostura
una sinfonía
siempre en ejecución,
se oye por todas partes.

Invade los aires
las calles y plazas
los recintos abiertos
de la democracia:
“El sistema de gobierno
más perfecto
es aquel que produce
mayor suma de felicidad posible,
mayor suma de seguridad social,
mayor suma de estabilidad política.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *